Sus Vidas y Sus Obras

Devananda Pandita

Devananda  Pandita

Devananda  Pandita vivió en Navadwipa-dhama

Devananda  Pandita vivió en Navadwipa-dhama, en la sección conocida como Kuliya o Koladwipa (cerca de donde se encuentra actualmente el Sri Caitanya Saraswati Math de Srila Sridhara Maharaja). Sri Caitanya Mahaprabhu lo utilizó para manifestar las glorias del Srimad-Bhagavatam al mundo. Devananda  Pandita era muy conocido por su experiencia explorando los dichos del Srimad-Bhagavatam. Muchas personas solían ir a estudiar el Srimad-Bhagavatam bajo su instrucción.

Un día Srivasa Pandita fue a escuchar la clase del Srimad-Bhagavatam impartida por Devananda  Pandita

Un día Srivasa Pandita fue a escuchar la clase del Srimad-Bhagavatam impartida por Devananda  Pandita. Cuando Devananda  comenzó a dar su lectura, fue rodeado por sus estudiantes, quienes escucharon atentamente a su lectura. Srivasa Pandita era un rasika bhakta muy elevado, un devoto con experiencia en la degustación de la dulzura de la devoción. Al escuchar la dulzura de los versos del Srimad-Bhagavatam, Srivasa Thakura cayó al suelo con lágrimas de éxtasis en sus ojos. Llorando y lamentándose con lágrimas de éxtasis en los ojos, comenzó a rodar por el suelo con la voz ahogada por la emoción. Viendo todo esto, los estudiantes de Devananda dijeron, “¡Este hombre está loco. Él no está poniendo la atención apropiada al Srimad-Bhagavatam! ¡Échenlo, expúlsenlo!” De esta manera, prosiguieron los imprudentes seguidores de Devananda, quienes carecían de conocimientos. Devananda  Pandita vio todo aquello, sin embargo, no hizo nada para evitar que sus discípulos expulsaran a Srivasa Pandita de la clase. Si un discípulo comete un pecado, como resultado de la ignorancia del Guru, el Guru participa de la reacción pecaminosa. Por lo tanto,  Devananda  Pandita participó también de la reacción pecaminosa de ofender Srivasa Pandita. Sin decir palabra alguna de lo sucedido a nadie, ni comentar sobre su sufrimiento a manos de Devananda  Pandita, Srivasa Thakura regresó a su casa. Todos estos hechos ocurrieron antes del advenimiento de Sri Gauranga Mahaprabhu.

Por fin, el advenimiento de Sri Caitanya Mahaprabhu se llevó a cabo, el Señor Supremo hizo su aparición en el mundo material

Por fin, el advenimiento de Sri Caitanya Mahaprabhu se llevó a cabo, el Señor Supremo hizo su aparición en el mundo material. Gradualmente fue manifestando sus pasatiempos infantiles, sus estudios, sus pasatiempos de aprendizaje, y sus pasatiempos como un profesor joven, así como la revelación de su divinidad en la casa de Srivasa Thakura. En el momento de la manifestación divina, cuando el Señor reveló su Mahaprakasa en el templo de Srivasa Thakura en medio de todos los devotos, le dijo a Srivasa, “¡Srivasa! ¿No recuerdas cuando fuiste a escuchar el Srimad-Bhagavatam en la casa de Devananda  Pandita? Cuando caíste al suelo en éxtasis al escuchar los nectarinos versos del Bhagavatam, y los discípulos de Devananda como resultado de la ignorancia de tu devoción exaltada, te echaron fuera de la clase. En aquel momento regresaste a tu hogar, con una sensación de angustia, pero no le dijiste a nadie sobre el incidente. ¿Te acuerdas de esto? “Al oír las palabras del Señor, Srivasa se sorprendió y cayó a sus pies de loto, aferrándose a ellos.

En la casa de Devananda  Pandita se impartía una clase sobre el Srimad-Bhagavatam

Un día, mientras Mahaprabhu estaba viajando por los pueblos de Navadwipa, llegó cerca de la carretera donde el padre de Sarvabhauma, Mahesvara Visarada Pandita quien solía vivir, lugar donde se ubicaba la casa de Devananda  Pandita. En ese momento, en la casa de Devananda  Pandita se impartía una clase sobre el Srimad-Bhagavatam. Desde lejos Caitanya Mahaprabhu pudo oírla. Al oír la clase de Devananda  Bhagavatam, Mahaprabhu se enfureció. Caitanya Bhagavata registró: “Con palabras duras, el Señor dijo: ‘¿Qué puede saber este hombre sobre el significado descrito por el Bhagavatam? Él nunca conocerá el Bhagavatam incluso en muchas vidas. El Srimad-Bhagavatam es el avatar literario de Krsna mismo. El Bhagavatam promueve bhakti como el objetivo último de la vida. El Srimad-Bhagavatam es la esencia de los cuatro Vedas; es la forma literaria del amor divino Los cuatro Vedas son como la leche; El Srimad-Bhagavatam es como la mantequilla Sukadeva Goswami es el cántaro de la mantequilla, que fue comida por Pariksit Maharaja. Shukadeva Goswami, quien es querido para mí, conoce el significado del Srimad-Bhagavatam. En el Srimad-Bhagavatam, Shukadeva expresó las verdades acerca de mí; expresó mis propias opiniones. Mis sirvientes y Yo somos glorificados en el Srimad-Bhagavatam, quien encuentre diferencia entre yo y mis sirvientes destruirá toda su buena inteligencia. La persona irreligiosa que rechace el bhakti y encuentre algún otro significado en el Srimad-Bhagavatam nunca entenderá el Bhagavatam. “

Aquel que entiende que el Srimad-Bhagavatam es Krsna mismo,  puede entender el Srimad-Bhagavatam

Después de decir todo esto con humor airado, Caitanya Mahaprabhu, comenzó a huir de la casa de Devananda  Pandita, a quien él consideraba condenado. Los devotos lo atraparon y lo sostuvieron para que no se fuera. El Señor dijo de nuevo: “Todas las escrituras recitadas en el Srimad-Bhagavatam al ser sumamente misteriosas e inconcebibles, no pueden ser comprendidas a través de vasto aprendizaje ni grandes austeridades. Aquel que trata de conocer el Srimad-Bhagavatam a través de la erudición nunca lo comprenderá. Aquel que reconoce que el Bhagavatam no es diferente del inconcebible Controlador Supremo sabe que la esencia del Bhagavatam sólo se puede conocer a través de la devoción y no a través de la erudición. “

“Aquel que entiende que el Srimad-Bhagavatam es Krsna mismo puede entender el Srimad-Bhagavatam. Sólo se puede entender el significado de Bhagavatam a través del amor divino. Si uno quiere entender esto, debe servir tanto al libro Bhagavata como al devoto Bhagavata.”

De esta manera, Mahaprabhu dijo muchas verdades diferentes a sus seguidores y luego regresó a su casa, acompañado por los devotos. Desde lejos, Devananda  Pandita pudo oír todas las distintas instrucciones. Pero en ese momento, él no presto mucha atención a todo esto.

Devananda  recordó las instrucciones que el Señor le había dado

Después de algún tiempo, Caitanya Mahaprabhu tomó sannyasa y partió a Jagannatha Puri. En ese momento, Devananda  recordó las instrucciones que el Señor le había dado. Comenzó a pensar, “Semejante personalidad ha llegado cerca de mi residencia, ¿y no llegué a conocerlo?  ¿No pude entender las glorias de esa gran y excelsa personalidad como Caitanya Mahaprabhu, quien estaba lleno de Krishna-prema?

Un día en Kuliya o mejor conocida como Koladwipa, Sri Vakresvara Pandita fue a visitar la casa de un devoto. Esa noche Vakresvara Pandita se encontraba absorto en el kirtana y el baile. Al enterarse de esta noticia, las personas llegaron de todas partes para participar en el kirtana. A medida que la noche avanzaba, llegaban más y más devotos. Al escuchar esta noticia, Devananda  Pandita no se pudo contener. Así que también se apresuró para llegar al lugar donde se estaba realizando el kirtana. Al ver la figura empoderada de Vakresvara Pandita y escuchar su dulce kirtana,  Devananda  Pandita se sorprendió. Quedó paralizado por lo que parecieron horas. A medida que la noche avanzaba, la multitud fue creciendo y en un intento por adelantarse para ver el baile de Vakresvara Pandita, todo se volvió bullicioso y ruidoso. En ese momento, Devananda  Pandita, con un bastón en la mano, retuvo a la multitud calmándola. En un momento, cuando Vakresvara Pandita después de bailar y bailar, cayó al suelo abrumado por el éxtasis, Devananda  Pandita cuidadosamente lo levantó y lo sostuvo en su regazo. Con su propio manto, Devananda  le limpió el polvo del cuerpo santo de Vakresvara Pandita. De esta manera, ese día Devananda  Pandita comenzó su bhakta-seva, el servicio a los devotos.

Su Alegría no tuvo Límites

Un día, después de cinco años de haber tomado sannyasa, Sri Caitanya Mahaprabhu regresó de Jagannatha Puri a Navadwipa-dhama. Con su regreso los devotos sentían que sus vidas habían vuelto. Su alegría no tuvo límites. Miles de personas se congregaron allí para ver los pies de loto de Sri Caitanya Mahaprabhu. Todo aquel que hubiera cometido delitos anteriormente contra los pies de loto del Señor, cuando Él manifestó su lila en Navadwipa se sentía ansioso de ser perdonado. Todos ellos llegaron allí a suplicar el perdón del Señor por cualquier delito que pudiera haber cometido. En ese momento, en el lugar conocido hoy como el aparadha-bhanjanam, o el lugar de la amnistía (donde Srila Sridhara Maharaja ahora tiene su templo), Sri Caitanya Mahaprabhu concedió el perdón a todos los que se reunieron allí y les instruyó en la ciencia de la devoción.

En ese momento, Devananda  Pandita tomó el darsana de los pies de loto de Sri Caitanya Mahaprabhu. Ofreciendo sus reverencias a la distancia a sus divinos pies, Devananda  se encogió y se apartó del Señor, quedándose a un lado. En ese momento el Señor lo vio y dijo: “Tú eres el siervo de mi querido devoto Vakresvara Pandita. Por tu servicio a él me has complacido en gran manera. Como resultado de tu servicio a él te has acercado a mí. Vakresvara está empoderado krsna-sakti. Al servir mi querido devoto Vakresvara Pandita has alcanzado la misericordia de Krsna.”

Devananda  fue abrumado por los Sentimientos de Bhakti

Al oír estas palabras de Sri Caitanya Mahaprabhu, Devananda  fue abrumado por los sentimientos de bhakti. Su voz fue ahogada por la emoción divina, y dijo: “Oh Señor mío, Oh Supremo Maestro, has aparecido en Navadwipa sólo para liberar a todas las almas caídas. Soy un pecador. He cometido grandes pecados contra la divinidad. He fracasado en la adoración a Tus pies de loto. Como resultado he dejado pasar Tu misericordia sin causa. Señor de toda la creación; Súper alma de todo lo que vive, Tú eres sumamente misericordioso. Por tu misericordia sin causa hoy he sido capaz de tomar darshan de tus pies loto. ¡Oh Excelentemente misericordioso!, por favor se bueno conmigo e instrúyeme sobre la meta última de la vida. Por favor, explícame el significado del Srimad-Bhagavatam a mí también. Al escuchar esta humilde petición de Devananda  Pandita, Sri Caitanya Mahaprabhu dijo lo siguiente:

“Escucha con atención, Oh brahmana, siempre alaba el Srimad-Bhagavatam. Nunca permitas ninguna otra explicación del Srimad- Bhagavatam que no sea sobre el bhakti salga de tus labios. Desde el principio, en medio y hasta el fin, este es su significado: la constante devoción a Krishna es eternamente perfecta, impecable e infalible. Esta es la más elevada meta de la vida. El Señor Supremo aparece en innumerables avatares a partir de Kurma. Sus apariciones y desapariciones son trascendentales. De la misma manera, el Srimad-Bhagavatam no es una creación material: su aparición y desaparición es completamente divina. En un trance de bhakti-yoga Vyasa compiló el Srimad-Bhagavatam. Este fue transmitido a través de él y apareció en su lengua como consecuencia de la misericordia de Krsna. Si uno no entiende que el Srimad-Bhagavatam es la verdad divina en el mismo nivel de Dios nunca se dará cuenta de su significado. Este es el veredicto de todas las escrituras autorizadas. Aquel que entiende el Srimad-Bhagavatam de esa manera,  tiene un conocimiento real. Si uno se acerca al Srimad-Bhagavatam con conocimiento material nunca lo comprenderá. Sin embargo, si uno es ignorante, pero se refugia en el Srimad-Bhagavatam será iluminado con su significado. El Srimad-Bhagavatam está lleno de amor divino, prema. Es una extensión del propio Krsna y revela sus pasatiempos confidenciales del amor divino.

No hay diferencia entre el libro Bhagavata y el Bhakta Bhagavata

“¡Oh brahmana! Anteriormente cometiste un delito contra los pies de loto de Srivasa Pandita. Debes ir  y pedirle perdón a sus divinos pies. No hay diferencia entre el libro Bhagavata y el Bhakta Bhagavata. Si recibes la misericordia del Bhakta Bhagavata, alcanzarás la misericordia del libro Bhagavata. “

Habiendo escuchado las palabras de Sri Caitanya Mahaprabhu, Devananda  Pandita fue inmediatamente donde Srivasa Thakura y le pidió perdón por sus ofensas. En ese momento, Srivasa Thakura abrazó a Devananda  y perdonó a sus delitos. Las cuatro direcciones se llenaron con el sonido del santo nombre de Hari mientras los devotos estaban jubilosos por el regreso de Mahaprabhu a Navadwipa-dhama. Desde ese día, Devananda  Pandita fue aceptado en medio de los seguidores de Mahaprabhu como un gran devoto. El día de la desaparición de Devananda  Pandita cae en el día de la luna nueva ekadasi en el mes Pausa, el cual corresponde al mes de diciembre.

Leave a Comment