Sus Vidas y Sus Obras

Sita Thakurani

Sita Thakurani

Sri Sita Thakurani debe ser adorada como Sachidevi misma, como la madre del universo. Ella es la esposa eterna de Sri Advaita Acarya. Era la hija de Sri Nrishinga Baduri. Fue casada con Sri Advaita Acarya en Phuliya Nagara. Después de su boda, Advaita Acarya fue a Nadiya a vivir en Shantipura. Sita Thakurani siempre estaba absorta en vatsalya prema por Sri Gaurasundara Prabhu y con preocupación maternal solía instruir a Jagannatha Mishra en la forma de cuidar a su hijo. Sri Krshna Dasa Kaviraja Goswami ha descrito la celebración del nacimiento del Señor en la casa de Jagannatha Mishra tras Su advenimiento, dando especial atención a la posición de Sri Sita Thakurani. La esposa deAdvaita Acharya, adorable en todos los mundos fue Sita Thakurani, quien siguiendo la orden del Acarya, fue a ver el nuevo niño, esta joya de joyas y a ofrecerle regalos.

En vísperas de la llegada de su hijo

En vísperas de la llegada de su hijo, Sri Jagannatha Mishra al ver las inminentes señales de su llegada, envió un mensaje a Advaita Acarya en Santipuraque el muy esperado niño nacería. Al escuchar las noticias sobre este niño sin precedentes, Advaita Acarya flotó en las olas de éxtasis. Fue junto con Sri Haridasa Thakura a bañarse en el río y después de mucho bailar y cantar, envió a su esposa rápidamente a Mayapura en Navadvipa.

Según el Gaura-Ganodesh Dipika, Sri Sita Thakurani es Yogamaya. El Gaura-Parshada-Charitvali dice que en el Krshna Lila, ella era Purnamasi, la madre de Sandipani Muni, abuela de Madhumangal y Nandimukhi y discípula de Narada Muni. (El Gaura-Ganodesha-dipika, sin embargo, dice que Paurnamasi en Krshna-lila fue Sri Govinda Acharya en el Caitanya lila.) En Dvapara-yuga, durante la celebración de la ceremonia del nacimiento de Krshna, ella estaba en la casa de Nanda y en esa ocasión dio a Nanda y Yasoda muchas instrucciones sobre cómo cuidar de su hijo.

El Caitanya Caritamrita da el siguiente relato de la visita de Sita Thakurani a la casa de Jagannatha Mishra después del nacimiento del Señor:

“Un día, poco después que Sri Caitanya Mahaprabhu había nacido, la esposa de Advaita Acarya, Sitadevi, quien es adorable en el mundo entero, con el permiso de su esposo fue a ver al más elevado niño con todo tipo de regalos. Llevó diferentes tipos de ornamentos de oro incluyendo brazaletes, ajorcas, collares y tobilleras. También llevaba uñas de tigre bañadas en oro, adornos de seda y encajes para la cintura, ornamentos para manos y piernas, saris de seda bellamente estampados y un traje de niño, también hecho con seda. También fueron presentadas al niño muchas otras riquezas incluyendo monedas de oro y plata. En un palanquín cubierto con tela y acompañada por sirvientas, Sita Thakurani llegó a la casa de Jagannatha Mishra, llevando con ella muchos auspiciosos artículos como hierbas frescas, arroz, gorocana, cúrcuma, kunkuma y sándalo. Todos estos presentes llenaban una gran canasta. Cuando Sita Thakurani llegó a la casa de Sachidevi, llevando consigo muchos tipos de alimentos, vestidos y otros presentes, se sorprendió al ver al recién nacido, ya que le parecía que era exactamente, a excepción del color, el mismo niño Krshna de Gokula. Al ver la trascendental refulgencia corporal del niño así como los auspiciosos signos en cada uno de sus miembros y su forma semejante al oro, Sita Thakurani se sintió muy complacida y debido a su afecto maternal, sintió como si su corazón se fundiera. Ella bendijo al niño recién nacido colocando hierbas frescas y arroz en su cabeza, diciendo, “Que seas bendecido con una larga vida.” Sin embargo, por miedo a los fantasmas y brujas, le dio al niño el nombre de Nimai. El día en que la madre y su hijo tomaron un baño, dejando la sala de maternidad, Sita Thakurani les dio todo tipo de ornamentos y atuendos, honrado después a Jagannatha Mishra. Luego Sita Thakurani, siendo honrada por Sachidevi y Jagannatha Mishra, se sintió muy contenta y finalmente regresó a casa.”

Desde ese día, Sita Thakurani solía ir a menudo a Mayapura de Shantipura, con el fin de enseñar a Sachimata como cuidar al nuevo bebé. Le dio distintas instrucciones sobre cómo criar a los hijos. Y después de ayudarla de esta forma con el niño, regresaba a Shantipura. Cuando llegó el momento de la ceremonia de cumpleaños del niño, Jagannatha Mishra y Sachidevi permitieron a la adorable Sita Thakurani ser la primera en ofrecer nuevas ropas al niño.

El niño Nimai era su vida y alma

Advaita Acarya Prabhu también tenía una casa en Navadvipa, en la cual solían residir ocasionalmente, donde discutía Krshna-katha con los devotos encabezados por Srivasa, sumergiéndose y emergiendo en olas de gozo hasta el amanecer. Después de la aparición de Sri Gaurasundara, todos los devotos oraron junto con Sri Advaita Acarya y Sita Thakurani para que el niño pudiera tener una vida larga en Mayapura así como buena fortuna.

Sita Thakurani y Sachidevi fueron una sola mente; el niño Nimai era su vida y alma. Todos los días Sita Thakurani iba a la casa de Sachidevi y la ayudaba con el cuidado y la crianza del niño. En la casa de Jagannatha Mishra, el divino niño incrementó el placer de los ojos y mente de todos los devotos y al igual que la luna creciente, se volvió cada día más brillante.

Sita Thakurani ayudó a cuidar a Nimai

Después de muchos años, cuando el hijo de Jagannatha Mishra, Vishvarupa, hermano mayor de Nimai, había crecido, repentinamente tomó sannyasa. El dolor y la agonía de Jagannatha Mishra y Sachidevi al ver a su hijo partir fue muy grande. Gaurasundara también estaba desconcertado y triste por la separación de su hermano. En esa ocasión Advaita Acarya y Sita Thakurani consolaron a Jagannatha Mishra y Sita Thakurani ayudó a cuidar a Nimai.

La esposa de Srivasa Pandita, Malini Devi también era muy afectuosa con el niño criándolo y cuidándolo. Ella y Sachidevi fueron una sola mente en esta labor.

Después de exhibir sus pasatiempos infantiles, Nimai fue progresando gradualmente en el Kishora-lila o pasatiempos de juventud. Después de un tiempo fue a Gaya y reveló su verdadera forma y propósito. Después de regresar de Gaya reunió a todos los devotos en la casa de Srivasa con el propósito de comenzar un kirtan. Esa vez, Advaita Acarya llevó a Sita Thakurani de Santipuraa Mayapura y después de llegar fue el primero en adorar los pies de loto de Sri Caitanya.

Obligado por las cuerdas del amor

Poco a poco Sri Gaurasundara comenzó a revelar en Navadvipa sus pasatiempos de kirtan con el deseo de liberar a las almas caídas. Fue en ese tiempo que tomó sannyasa, girando su mirada hacia Vrindavan. En esa ocasión también corrió por la selva buscando a Krshna con locura. Al escuchar esto Sri Sita Thakurani pasó cuatro días con Sachidevi, quien sumida en la oscuridad de la separación como si el sol dejará la tierra por siempre, cayó en el suelo casi muerta.

Sri Caitanya Mahaprabhu, obligado por las cuerdas del amor, no pudo ir a Vrindavan, sino que decidió regresar a Shantipura. Cuando llegó a Shantipura, Advaita Acarya y Sita Thakurani sintieron como si sus vidas hubiesen regresado. Después de haber ayunado por cuatro días, Sri Gaurasundara aceptó alimentos prasada preparados por las manos de SitaThakurani.

Antes de también tomar sannyasa, Sri Caitanya Mahaprabhu junto con Nityananda Prabhu de vez en cuando iba a la casa de Advaita en Shantipura, donde daban lugar a un gran festival y realizaban Krshna-nama-lila kirtana todo el día y noche. La hermosa naturaleza de este tema ha sido descrita por Sri Parameshvari Dasa Thakura en su Sri Pada Kalpataru como sigue:

Un día el Señor rió

Un día el Señor rió después de llegar al templo de Sri Advaita el hijo de Sachi y tomar asiento. Nityananda se sentó junto con Advaita y ambos comenzaron a evaluar alegremente la idea de tener un gran festival. Al escuchar esto, Sita Thakurani entró sonriendo. En ese momento, con dulces palabras que hicieron bienaventuradas las mentes que las escucharon, el hijo de Sachi decidió que debía haber un gran festival. Él dijo, “Escucha Sita Thakurani: debemos extender invitaciones a todos los diferentes Vaisnavas que vivan cerca. Permítanos que cualquiera que escuche el sonido de nuestra canción resonando en el aire, venga y se nos una. Debemos invitar a todos. Diciendo esto Sri Gaurachandra dio las órdenes a los devotos diciendo, “Tú invitas a los Vaisnavas.” “Tú, preparas la mridanga y los karatalas.” “Tú, preparas sándalo y aguru para la distribución.” “Tengan todo listo en el ghat.” “Realizando estas tareas expertamente y después de dar guirnaldas fragantes a los devotos, los devotos se reunieron en un círculo para realizar un estruendoso kirtan.”

Al escuchar las palabras de Mahaprabhu, los devotos siguieron sus órdenes con gran afecto, colectando guirnaldas, sándalo, betel, ghee, miel, leche y todos los otros elementos esenciales para adorar al Señor. Más tarde, los diferentes regalos y artículos fragantes para los devotos y el Señor fueron distribuidos de forma apropiada. El kirtan comenzó al mediodía. Esa vez, todos cantaron ‘¡Hari! ¡Hari!’ y la mridanga hizo el kirtan completo auspicioso. Así nadó Parameshavara dasa en los pasatiempos rasika del Señor.

Después que Sri Caitanya Mahaprabhu tomó sannyasa y fue a vivir a Jagannatha Puri, Sri Advaita Acharya y Sita Thakurani iban a visitarlo cada año llevando a su hijo Achyutananda con ellos. En cierta ocasión, Sita Thakurani hizo algunas de las preparaciones favoritas del Señor y lo invitaron a su casa a comer. Tan solo para incrementar su éxtasis, el Señor, que siempre está absorto en Krshna Nama, honró su invitación almorzando en la casa de Advaita y Sita. Sita Thakurani, que estaba siempre absorta con vatsalya-prema lo trató tan afectuosamente como si fuera su propio hijo. El Señor la trató con el mismo tipo de relacionamiento y afecto que a Sachidevi. Sri Sita Thakurani tuvo tres hijos, Achutananda, Krshna Mishra y Gopala Mishra, quienes fueron seguidores de Sri Caitanya Mahaprabhu. De acuerdo al Bhakti-Ratnakara, el padre de Sri Sita Thakurani era Sri Nrishimha Baduri. Sita Thakurani también tenía una hermana, Shri. De acuerdo con el Gaura-Ganoddesha Dipika, Sita Thakurani, la esposa de Sri Advaita Acharya, es Yogamaya y su hermana Shri es el prakasha o manifestación de Yogamaya. (yogamaya bhagavati, grihini tasya sampratam, sita rupenavatirna, “shri” namni tat prakashatah).

Leave a Comment