Sus Vidas y Sus Obras

Las Glorias de Sri Narottama Das Thakura

Las Glorias de Sri Narottama Das Thakura

La vida y época de Paramahamsa Sri Narottama Dasa Thakura 

Narottama Dasa Thakura fue brahmacari toda su vida. Visitó todos los lugares sagrados y fue el mejor de los devotos puros. En las orillas del río Padmavati, en la ciudad de Gopalpura vive el Rey Krsnanda Datta. Su hermano mayor fue Purusottama Datta. La riqueza y fama de estos hermanos era incomparable. El hijo del Rey Krsnananda fue Sri Santosa Datta. Sri Narottama Dasa Thakura nació en el mes de Magha,  el día de sukla-pancami. Al ver tantos presagios auspiciosos en torno al nacimiento de su hijo, Raja Krsnananda se sintió muy complacido, y dio pródigamente caridad a los brahmanas. Los brahmanas, al ver todos los signos auspiciosos que rodeaban el nacimiento del niño, profetizaron que el niño era un alma sumamente perfecta y una gran personalidad y que por su influencia muchas personas serían liberadas.

Al igual que la luna en cuarto creciente gradualmente se convierte en luna llena, el hijo del Rey se volvió más resplandeciente y hermoso con el paso de los días. El resplandor de su cuerpo era como el oro fundido, sus ojos eran largos cual pétalos de loto. Sus brazos se extendían hasta sus rodillas y tenía un profundo ombligo. Síntomas corporales propios de un mahapurusa, una gran personalidad. Toda la gente del pueblo se reunía para tomar el darsana del bello y santo niño. Pronto, el anna-prasanna-samskara del niño, o  ceremonia de la primera comida sólida fue llevada a cabo. En ese momento, con el fin de asegurar buenos auspicios y un futuro brillante para su hijo, el Rey Krsnananda otorgó mucha caridad.

Cuidándolo Constantemente

El nombre de la esposa del Rey era Sri Narayani Devi. Después de haber dado a luz a tan maravillo hijo, flotó en un océano de éxtasis. Ella siempre mantenía al niño cerca de ella y procuraba su bienestar, cuidándolo constantemente. Era un niño muy sereno, permanecía tranquilamente donde fuera que su madre lo pusiera.  En el lugar, las damas acostumbraban alimentar y cuidar del niño con gran éxtasis. Gradualmente el día de entrar a la escuela (Hate-Khari) se acercó. Cuando su educación comenzó, todos quedaron deslumbrados con su asombrosa inteligencia. Memorizaba simplemente con escuchar de sus gurus sobre un tema una única vez. En poco tiempo, llegó a dominar el estudio de la gramática Sánscrita, poesía, retórica, y se volvió un experto en diferentes escrituras. Sin embargo, gradualmente vio inútil cualquier conocimiento que no promoviera el Hari-bhajan, y pronto perdió el interés en todo menos en la conciencia de Krsna. Encontró que en tiempos anteriores, los sabios, quienes sabían el significado del verdadero conocimiento, abandonaron todo, renunciando al mundo de nacimiento y muerte, y se retiraron al bosque con el fin de adorar al Supremo Señor, Hari. Día tras día, Narottama comenzó a pensar en cómo podría liberarse de la vida familiar  y ocuparse constantemente en el servicio del Señor. Él era indiferente a todo disfrute material; mientras la mayoría de los niños preferían jugar, el estaba desinteresado en estos juegos. En ese momento, al escuchar sobre las glorias de Sri Nityananda y Sri Gauranga, de los labios de loto de los devotos del Señor, su corazón se llenó de gozo espiritual. Como si le hubieran dado una nueva vida, sintió gran éxtasis. En pocos días de escuchar sobre las maravillosas cualidades de Gaura y Nityananda, comenzó a cantar los santos nombre en japa día y noche. Una noche, el misericordioso Sri Gaurasundara, rodeado por  sus asociados eternos le aparecieron a Narottam en un sueño y le dieron su darshan.

Con el fin de Comprender como Liberarse de la Vida Familiar

Después, con el fin de comprender como liberarse de la vida familiar, Narottam das Thakura comenzó a pensar día y noche como podía ir a Vrindavan. Narottama ha orado, “¡Hari Hari! ¿kabe haba Vrindavanavasi?” ¡Oh Hari! ¿cuándo podré ser un residente de Vrindavana? ¿Cuándo serviré a la divina pareja en Vrindavana con lágrimas en mis ojos? De esta manera, Narottama solía cantar constantemente. Al ver la indiferencia de Narottama a todos los sentidos del placer y su intensa renunciación, el Rey Krishnananda y Narayani Devi comenzaron a pensar lo que debían hacer con él. Al ver que él no tenía inclinación alguna por la vida familiar y que pronto podría salir de su casa inesperadamente para ir a Vrindavan, se preocuparon en gran manera. Así, contrataron un guarda para vigilarlo, y así no pudiera escapar. Narottama Das vio que las dificultades para escapar eran cada vez más infranqueables que el Himalaya y pensnado que nunca sería capaz de ir a Vrindavana, se absorbió a sí mismo en la adoración de los sagrados pies de Sri Gauranga. Pensando únicamente en la forma de recibir la misericordia de Sri Gaura-Nityananda, comenzó a implorar con mucha diligencia por su orientación. Y así, comenzaron a llegar algunos mensajeros del Gobernador de Bengal, informando al Rey Krishnananda que el Gobernador deseaba encontrarse con él. Con el fin de encontrarse con él, Raja Krishnananda junto a su hermano Purushottama Datta emprendieron un largo viaje hacia la corte del Gobernador de Bengal.

Narottama tomó ventaja del momento

Narottama tomó ventaja del momento, pensando que sería una Buena oportunidad para irse de casa. En ese instante, él abandonó a su madre y  a sus protectores en secreto, partiendo hacia Vrindavan y así comenzó su viaje hacia la tierra sagrada. Esto aconteció en la luna llena del mes de Kartika que Narottama Thakura dejó atrás a su familia. Pasando a través de Bengal en poco tiempo, pronto se encontró en el camino a Mathura. Todos los peregrinos que conoció en el camino se mostraron muy afectuosos con Narottama, ya que podían reconocerlo como el hijo del Rey. Algunas veces se mantenía bebiendo leche y otras veces comía raíces y frutas, ya que conforme avanzaba, su deseo constante de ver Vrindavan hizo que su hambre y sed desaparecieran. Mientras iba de un lugar a otro, escuchaba las glorias de Gaura y Nityananda de boca de muchos devotos. De esta manera, permanecia constantemente absorto en meditación de Sus pies de loto. Mientras caminaba, oraba a los pies de loto de Sri Nityananda Prabhu, como lo ha escrito: “ara kabe nitai chand….” “¿Cuándo Nityananda me mostrará su misericordia y me liberará del mundo de nacimientos y muertes? Por su misericordia uno puede dejar el disfrute material y purificar su mente. De esta manera, por la misericordia de Sri Nityananda Prabhu, uno puede alcanzar Vrindavana.”

Narottama das llegó a Mathura

Después de caminar y caminar, Narottama das llegó a Mathura y al ver el Yamuna, ofreció muchas oraciones. Recordando el nombre de los seis Goswamis encabezados por Sri Rupa y Sri Sanatana, comenzó a llorar en éxtasis. Gradualmente fue llegando a Vrindavan y entró en aquella tierra santa. Fue enviado por Sri Jiva Goswami a servir los pies de loto de Lokanatha Goswami. Lokanatha Maharaj era muy anciano y estaba profundamente agonizante por el dolor de la separación de Sri Gauranga que era como si le hubieran quitado su propia vida. Narottama ofreció sus reverencias a los pies de loto de Sri Lokanatha y Lokanatha le preguntó, “¿Quién eres?” Narottama dijo, “Soy tu sirviente caído. Deseo servir a tus pies de loto.” Lokanatha respondió,”¿Cómo podría, si soy incapaz de servir a Gaura-Nityananda, aceptar algún servicio?”

Después de esto, Narottama Thakura iba en secreto a media noche al lugar donde Lokanatha Maharaj evacuaba sus heces y orina, y limpiaba el área, manteniendo todo allí en muy buenas condiciones. Después de un año de servir de esta forma, su servicio fue reconocido por Lokanatha Goswami, y otorgó su misericordia sobre Narottama Thakura. En el día de luna llena en el mes de Sravana, inició a Narottama Thakura como su discípulo.

Solía comer mientras practicaba madhukari, y estudiaba las escrituras de los Goswami bajo la guía de Sri Jiva Goswami. Srinivas Acharya era su amigo querido, y solían estudiar juntos. En aquel tiempo Shyamananda Prabhu llegó de Gauda-Desh; quien también comenzó a estudiar las escrituras de los Goswami bajo la guía de Sri Jiva Goswami. Los tres realizaban su bhajan en una sola mente en Vrindavana y aún así sentían que su aspiración interna no había alcanzado completa realización. Un día Jiva Goswami llamó a los tres y dijo “En el futuro, deberán predicar el mensaje de Sriman Mahaprabhu a lo largo y ancho. Tomando la literatura de los Goswamis deberán ir a Bengal y comenzar a predicar.”

Los tres abandonaron su residencia en Vrindavana, aceptando la orden de su Guru sobre su cabeza. Tomaron las atesoradas escrituras de los Goswamis y comenzaron su viaje a Bengal. Conforme continuaban su camino, llegaron a Vanavishnupur. En Vanavishnupur vivía un rey de los bandidos y ladrones llamado Sri Birhambir, quien robó los escritos durante la noche, pensando que eran tesoros del rey. Al levantarse al día siguiente y ver que había robado las escrituras, los tres sintieron como si su cabeza hubiese sido golpeada por un rayo. Muy abatidos comenzaron a buscar las escrituras por las cuatro direcciones, hasta que finalmente les llegaron noticias del Rey Birhambir, quien tenía los libros robados escondidos en su depósito real. Así, Sri Shyamananda Prabhu se dirigió a Utkala y Narottama partió para Kheturigram, mientras que Shrinivas Acharya se quedó, pensando quien podría liberar los libros de los Goswami  del depósito del Rey.

Con el fin de ver el lugar sangrado donde nació Sri Caitanya Mahaprabhu, Narottama fue rápidamente a visitar Navadwipa. Cuando llegó, comenzó a cantar “!Oh Gaurahari! ¡Oh Gaurahari!” en las orillas del Ganges cientos y cientos de veces ofreció numerosas oraciones al Señor. Sentado a la sombra de un árbol de Tal, comenzó a preguntarse “¿Dónde se encontrará actualmente el lugar de nacimiento de Sri Caitanya?” Allí se quedó por un tiempo, pensando en lo que vería a continuación. En ese momento, un brahmana de edad avanzada comenzó a caminar hacia él. Narottama se puso de pie para ofrecerle sus respectos al brahmana, entonces el brahmana dijo, “¿Baba, de dónde has venido? ¿Cuál es tu nombre?”

Narottama se presentó y le expresó su deseo de ver el lugar sagrado donde nació Sri Caitanya.

El brahmana respondió, “Hoy mi vida se ha vuelto auspiciosa, porque ante mis ojos está un querido devoto de Sri Caitanya.”

Narottam dijo, “¡Baba! ¿Has visto a Caitanya?”

El brahmana respondió, “¡Qué estás diciendo! Todos los días Nimai Pandita se sienta con sus discípulos en este ghat y estudia el shastra, y luego, a la distancia lo veo y me pregunto sobre la belleza de su forma divina. Hoy recuerdo haber visto esa misma forma sentada bajo este árbol, donde se sienta cada día.” A medida que el brahman hablaba, lágrimas de éxtasis brotaban de sus ojos.

Narottama dijo, “¡Baba! Esta es la fortuna de toda mi vida haberte visto con estos ojos. Al decir esto, de sus ojos también cayeron lágrimas y cayendo al piso, Narottama tocó los pies del brahmana con su cabeza.

El brahman dijo, “¡Baba! Te doy mis bendiciones, pronto alcanzarás la devoción a los pies de loto de Govinda. En ese momento, predicarás las glorias de Gaura-Govinda a lo largo y ancho.”

Después de esto, el brahmana le mostró a Narottam Das el camino hacia lo que fue la casa de Jagannatha Mishra. De esta Sri Narottama caminó hasta el lugar. Al llegar a la casa de Jagannatha Mishra, cayó en la puerta con lágrimas en sus ojos y ofreció sus completas reverencias, mientras recitaba varias oraciones en glorificación a Sri Caitanya Mahaprabhu. Al entrar a la casa obtuvo el darshan de los pies de loto de Shuklambara Brahmacari y  Narottama ofreció sus respetos a sus pies. A partir de diversos signos Suklambara Cakravarti pudo comprender que Narottam era un agente de la misericordia de Sri Caitanya. Preguntó: “¿Quién eres?”

Narottama se presentó, explicándole que él había vivido en Vrindavana bajo el cuidado de Jiva Goswami y Lokanatha Goswami, y que acababa de llegar a Navadwipa. Sri Lokanatha dijo, “Baba, ¿has venido desde Vrindavan? ¿Estabas con Lokanatha y Jiva Goswami?” Finalmente, hizo pasar a Narottama, y lo abrazó fuertemente, haciéndole interminables preguntas sobre el bienestar, las actividades y la buena salud de los Goswamis. De esta manera, habló por largo tiempo con Narottama, ya que deseaba escuchar todo sobre Vrindavana y todo lo que estaba aconteciendo allí. Finalmente, Narottama fue a ver a Ishan Thakura, el sirviente, ya anciano, de Sri Sacimata, y después de verlo, ofreció sus respetuosas oraciones a sus sagrados pies y se presentó. Sri Ishan Thakura tocó la cabeza de Narottama, otorgándole sus bendiciones y luego lo abrazó afectuosamente. Posteriormente, Narottama visitó a Sri Damodara Pandita y le ofreció sus respetos. Después, Narottama fue a la casa de Srivas Pandita, ofreciéndole sus respetos a Shripati y Shrinidhi Pandita. Todos ellos abrazaron afectuosamente a Narottama. Después de permanecer algunos días en Mayapura, Narottama fue a visitar la casa de Advaita en Shantipura, donde ofreció sus respetos a los pies de loto de Acyutananda. Acyutananda se presentó y preguntó por el bienestar y la salud de los Goswamis en Vrindavan.

Después de estar en Shantipura por dos días, fue a Ambika Kalna, a la casa de Gauridas Pandita. En ese momento se encontraba allí Sri Hridaya Chaitanya Prabhu, discípulo de Gauridas Pandita, a quien Sri Narottama ofreció sus respetos. Ambos se abrazaron afectuosamente y Narottam le dio las noticias sobre los Goswamis en Vrindavan. Después de estar en Ambika Kalna por un día, fue al lugar donde el Ganges, el Yamuna, y Saraswati se encuentran, en un pueblo llamado Saptagram, lugar donde vivió Uddharana Datta Thakura. Sri Nityananda Prabhu previamente había derramado su misericordia sobre los residentes de Saptagram, y por lo tanto todos allí eran grandes devotos. Después de la desaparición de Uddharana Datta Thakura, las personas del pueblo sintieron como si hubieran perdido su visión. Sri Narottama fue a la casa de Uddharana Datta Thakura y allí, encontró a los devotos absortos en separación de su guru, pasando sus días en gran agonía. Narottama Das ofreció sus respetos a todos los Vaishnavas allí y continuó su camino hacia Kharadaha Gram.

En Kharadaha Gram Sri Nityananda Prabhu tenía una residencia donde vivían sus dos energías, Sri Vasudha y Jahnava Devi. Sri Narottama fue a la casa de Nityananda y recordando el sublime santo nombre de Nityananda, su voz se ahogó en éxtasis. Sri Parameshvari Das Thakura llevó a Sri Narottama a la sección en el interior de la casa reservada para las mujeres y lo llevó a lo pies de loto de Sri Jahnava Mata y Sri Vasudha. Después presentar a Narottama, pudieron comprender que había recibido la misericordia de Lokanatha y Jiva Goswami, de esta  manera, otorgaron Su misericordia sobre él. Se dice en el Bhakti-Ratnakara que tanto Vasu, quien era el conocedor de todas las verdades, así como Sri Jahnava, quien es la Señora Suprema, derramaron su incomparable misericordia sobre Narottama.

Cuatro días después, Narottama después de haber pasado mucho tiempo hablando Krsna-katha en gran éxtasis con Sri Jahnava y Vasu, se despidió de ellas y partió a la cuidad de Khanakula Krishna-nagara a ver el lugar de Abhiram Gopal Thakura. Después de encontrarse con ellos,  Narottam ofreció sus respetos a los sagrados pies de Abhiram Gopal, quien pasaba sus días en gran dolor debido a la separación de Sri Caitanya y Nityananda. Se había vuelto extremadamente espiritual, difícilmente dedicaba algún tiempo en el plano de la conciencia externa. Al verlo en tal condición, Narottam lloró profundamente. La deidad de Gopinath de Abhiram Thakura era de maravillosa apariencia. Narottam tomó el darshan de la deidad  y recitó muchas oraciones y versos de alabanza al Señor ante la deidad. Al día siguiente, después de despedirse de la casa de Abhiram Gopal, Narottam tuvo una inspiración desde su interior y se dirigió a Jagannatha Puri.

Constantemente absorto en meditación de los asociados eternos de Sri Caitanya Mahaprabhu, parecía que Narottama había llegado a Jagannatha Puri en menos tiempo del esperado. Sri Gopinath Acharya y muchos otros devotos, al ver a Narottam en el camino fueron a recibirlo. Y de esta manera llegó a Jagannatha Puri rodeado por devotos. Después que Sri Narottama dio sus reverencias a los pies de loto de Gopinatha Acarya, el Acarya lo abrazó cálidamente, Gopinath Acarya dijo, “Esperaba que llegaras este mismo día.” Pronto Narottam y todos los devotos de Vrindavan y Bengal comenzaron a hablar acerca de Krsna, sobre Gauranga, los Goswamis y muchas otras cosas. Todos los devotos estaban muy felices de tener a Narottam en medio de ellos. Más tarde, lo llevaron a tomar darshan en el templo de Jagannatha. Mientras tomaban el darshan de Jagannatha, Baladeva y Subhadra, Narottama ofreció muchas  hermosas en glorificaciones y se postró ante ellas una y otra vez.

Luego se dirigió al samadhi de Haridas Thakura y al llegar comenzó a nadar en el océano de Sri Krsna Prema. De regresó a la casa de Gadadhara Pandita,  comenzó a gritar en alta voz, “¡Oh vida y alma de Gauranga! ¡Oh Gadadhara!” Posteriormente tomó el darshan de la deidad Tota Gopinath y ofreció sus reverencias a los pies de loto de Sri Mamu Goswami Thakur quien estaba en ese momento dedicado al servicio de Sri Gopinatha.

Después de esto, Sri Narottama Das Thakura señaló cerca de la parte de la deidad de Gopinath por donde se dice que Mahaprabhu ingresó, cuando desapareció de este mundo, entrando en la deidad en presencia de sus devotos. Esto se registra en el Bhakti-Ratnakara: “Es difícil de entender los movimientos que esa joya en la corona de los sannyasis, Sri Caitanya Mahaprabhu. Tras su desaparición, de repente la tierra se volvió oscura. Él ingresó al mandir de Gopinatha y nunca más salió. De esta manera, abandonó el plano visible y entró al plano invisible.”

(B.R. 8:357).

Al escuchar sobre la desaparición de Sri Caitanya Mahaprabhu, Narottama dijo, “¡Oh Sacinandana, Oh Gaurahari!” y cayó inconsciente al piso. Al ver el desconcertante estado de Narottama de separación del Señor, todos los devotos comenzaron a llorar lágrimas de prema. Después, Narottama fue a la casa de Kashi Mishra, tomó el darshan de los generosos pies de loto de Sri Gopala Guru Goswami y vio a las deidades de Radha-Kanta math. Luego fue al templo de Gundica por darshan, y recordó los pasatiempos del Señor en los jardines de Jagannatha vallabha. Luego visitó el Narendra Sarovara y muchos otros lugares. Tras unos pocos días, después de experimentar gran bienaventuranza trascendental en la asociación de los devotos de Jagannatha Puri, y visitar todos los lugares de los pasatiempos de Sri Caitanya Mahaprabhu, se despidió de los devotos y partió a Sri Nrishinghapura. Una vez allí, fue a la casa de Shyamananda Prabhu. Al ver a Narottama después de tanto tiempo, Shyamananda Prabhu flotó en un océano de éxtasis. Finalmente ambos se abrazaron con alegría en el éxtasis de Krsna-prema.

Con gran afecto, Shyamananda Prabhu mantuvo a Narottama en Nrishingapura durante muchos días, sin dejarlo partir. Sri Narottama santificó la ciudad de Nrishingapura al ahogar a todos en un diluvio nectarino de Sankirtan. Juntos Shyamananda y Narottama discutían Krsna-katha en gran éxtasis, sin saber si era de día o de noche. Después de algún tiempo, Sri Narottama Thakura se despidió de Sri Shyamananda Prabhu y partió a Gaudadesh.

Rápidamente llegó a Sri Khanda, donde ofreció sus respetos a los pies de loto de Sri Narahari Sarkara Thakura y Sri Raghunandana. Sri Narahari Sarakara Thakura sentía un gran afecto por el padre de Narottama, Sri Krishnananda. Ofreciéndole sus respetos a Narottama a cambio, Narahari lo bendijo muchas veces, tocando su cabeza con su mano. Sri Raghunandana lo abrazó afectuosamente. Finalmente le preguntaron sobre los devotos en Jagannatha Puri. De esta manera, Narottama fue de un lugar a otro en Sri Khanda, incrementando cada vez más su placer trascendental. Narottama pasó muchos días en Sri Khanda con gran felicidad, realizando Sankirtan y danzando en la asociación de los devotos.

Despidiéndose de todos los asociados eternos de Mahaprabhu en Sri Khanda, pasó por Kanthak Nagara, a la casa de Gadadhara Das Thakura. Cayendo frente a la casa de Gadadhara Das ofreció sus respetos y Gadadhara Das lo abrazó cariñosamente. El Bhakti Ratnakara dice, “Al ver a Narotttama, Gadadhara Das lo abrazó con gran afecto, humedeciendo su cuerpo con lágrimas de alegría.” Sri Gadadhara Das Prabhu estaba pasando sus días en el dolor de la separación de Gaura-Nityananda. Narottama Thakura se quedó allí por dos días, y luego fue al lugar de nacimiento de Sri Nityananda Prabhu en el Radadesh. Y así, fue a Ekachakra Gram a visitar el lugar sagrado donde nació Nityananda. Allí, un brahmana de edad avanzada, afectuosamente se puso a disposición de Narottama, mostrándole los diferentes lugares sagrados donde Nityananda había llevado a cabo su lila. Recordando los santos nombre de Hadai Pandita y Padmavati Devi, Narottama cayó al suelo, con la voz ahogada por el éxtasis. Después de ver el lugar sagrado de nacimiento de Nityananda, Narottama salió con rumbo a Kheturi Gram. El Bhakti Ratnakara dice, “Después de indagar con las personas del lugar sobre el camino hacia Kheturi Gram, se dirigió rápidamente a las orillas del Padmavati. Y tras cruzar el Padmavati, llegó a Kheturi. Cuando llegó, todos los habitantes del pueblo desearon ser los primeros en verlo.” Dado que Narottam había estado fuera por mucho tiempo, hubo una gran celebración de bienvenida. Al escuchar de su llegada, los residentes de Kheturi Gram comenzaron a hacer preparaciones para recibirlo. Raja Krishnananda y Sri Purushottama Datta, padre y tío de Narottama, habían fallecido, regresando a Dios, por consiguiente, al mundo espiritual. Sin embrago, Purushottama, el tío de Narottama tenía un hijo llamado Sri Santosha Datta. Después de la muerte del Rey Krishnananda y Purushottama, él mostraba gran riqueza y disfrute material. Santosh era el más prominente entre las personas santas en el pueblo. Y cuando escuchó que Narottama Thakura estaba a punto de bendecir la ciudad con sus pisadas de loto después de un largo tiempo, salió junto a los demás devotos a esperarlo en el camino en las afueras de Kheturi Gram con el fin de ser el primero en saludar a Narottama,.

Después de algún tiempo, Narottama pudo ser visto a la distancia. Al verlo, Santosh, después de postrarse dando sus completas reverencias, se Adelanto con lágrimas de éxtasis en sus ojos, cayendo al suelo una y otra vez para tomar el polvo de los pies de loto de Narottama. Narottama afectuosamente abrazó a Santosh y le preguntó cómo le había ido todo ese tiempo, haciéndole muchas preguntas sobre su salud, felicidad y bienestar.

Unos días más tarde, Narottama Thakura inició a Santosh con el mantra de Radha-Krsna. Raja Santosh Datta previamente había deseado construir un templo e instalar una deidad, por lo tanto, rogó a los pies de Narottama Thakura su permiso. Narottama con gran alegría le dio su aprobación.

En pocos meses, Raja Santosh Datta había gestionado la construcción de un gran templo. El complejo del templo incluía un gran depósito para comida, un salón de kirtan, una residencia y ashram para devotos, un estanque de baño, un hermoso jardín, y una casa de huéspedes. En el día de luna llena de Phalguna, día del festival de la aparición de Mahaprabhu, el templo fue ofrecido y las deidades instaladas en un gran festival, que tan sólo puede ser comparado con el Rajasuya-yajna de Yudhistira Maharaja en cuanto a su gran tamaño. Finalmente el festival comenzó y fue celebrado incluso en los alrededores. Fueron enviados mensajeros a los lugares próximos de Kheturi Gram, a cercanas y lejanas tierras, para invitar a los Reyes, terratenientes, poetas, panditas, Vaishnavas, autores, así como muchos otros ilustres invitados. Algunos fueron enviados a lo largo y ancho a invitar a los mejores cantantes y oradores. De esta forma se hicieron los preparativos para instalar a las seis deidades a la vez.

El Gran Festival de Kheturi Gram

En Buddharigram, llegaron las noticias del festival a la casa de Govinda Kaviraja. Todos los devotos que se encontraban allí junto con Srinivasa Acharya pronto partieron con el fin de hacer una auspiciosa visita al gran festival en Kheturi Gram. En pocos días, desde Nrishingapura en Orissa llegó Sri Shyamananda Prabhu, de Khoradoha llegó Sri Jahnava Mata y Sri Parameshvari Das, Krsnadas Sarakhel, Madhava Acarya, Raghupati Vaidya, Minadekana Rama Das, Murari Caitanya Das, Jnana Das, Mahidhara, Sri Shankara, Kamala Kara Pippalai, Gauranga Das, Nakari, Krsna Das, Damodara, Balaram Das, Sri Mukunda, y Sri Vrindavan Das Thakura. De Sri Khanda llegaron Sri Raghunandana y muchos otros devotos, de Navadwipa llegaron Sri Pati, Sri Nidhi, entre otoros, de Shantipura llegó el hijo Advaita Acarya Prabhu llamado Achutananda , Sri Krsna Mishra, y Sri Gopal así como muchos otros. Desde Ambika Kalna llegaron Sri Hridaya Caitanya Prabhu y muchos otros Vaishnavas. Poco a poco todos fueron llegando a Kheturi Gram. El Rey Santosh Datta organizó un colosal barco para que todos cruzaran el río. Al otro lado del río había preparado palanquines, carretas y otros medios de transporte para llevar a los devotos a Kheturi Gram. Shrinivas Acharya, Narottam Thakura y Raja Santosh, fueron a recibir cordialmente a los devotos, y después de mostrarles el debido respeto, les ofrecieron guiraldas de flores, felicitándoles y dándoles la bienvenida con gran afecto. A todos los devotos se les dio casas separadas y sirvientes. Todos esos grandes Vaishnavas, quienes son los salvadores del mundo aparecieron en la tierra de Kheturi Gram con el polvo de sus pies de loto, en consecuencia lo trasformaron en un lugar de peregrinaje. El Sankirtan de esas grandes almas creó un sonido estruendoso que llenó los cielos.

Belleza y Encanto sin Precedentes

Las puertas del templo y de las casas estaban bien decoradas con hojas de plátano, tinajas, artículos propicios como hojas de mango, pequeñas tinajas decoradas con auspiciosos símbolos, diferentes tipos de flores. Todas las grandes puertas y arcos ornamentales de la ciudad, así como las puertas de todas las casas estaban decoradas con auspiciosos símbolos coloridos como swastikas y estrellas de seis puntas. El efecto total fue belleza y encanto sin precedentes. Justo antes del festival en diferentes lugares había montañas de todo tipo de vasijas de barro y de plata, contenedores gigantes con leche, ghee, y miles de de ollas de barro llenas de yogurt. Todos estos envases, ollas de barro, vasijas de plata y contenedores gigantes así como grandes cantidades de vegetales gigantes, productos y la fruta que sería preparada para el festival se combinaban para dar la apariencia de una hermosa y gran montaña

El día anterior a la ceremonia de instalación, los devotos, bajo la dirección de Sri Jahnava Mata, comenzaron los últimos preparativos para la instalación de las Deidades en el día santo de la aparición de Sri Caitanya Mahaprabhu. Esa noche comenzaron las ceremonias de celebración preliminares realizando Sankirtan, después Narottama Thakura primero ofreció chandan y guirnaldas de flores a Sri Jahnava Mata y la adoró apropiadamente. Posteriormente, todos los devotos fueron decorados con guirnaldas y a petición de Sri Narottama y Shrivinas Acharya, Sri Raghunandana Thakura cantó el mangalacarana, la auspiciosa invocación. Una y otra vez a media noche los devotos realizaron Sankirtan con el fin de crear una atmósfera auspiciosa para el gran festival que se haría al siguiente día. Después de cantar y bailar durante noche, los Vaishnavas finalmente tomaron un descanso. Miles de personas honraron el maha-prasada aquella noche, en la víspera del gran Festival de Kheturi Gram.

La Celebración del Día de la Aparición de Caitanya Mahaprabhu

A la mañana siguiente, las ceremonias de instalación y la celebración del día de la aparición de Caitanya Mahaprabhu, comenzó con un Maha-Sankirtan realizado por los Vaishnavas. Shrinivas Acharya presidió la auspiciosa ceremonia de abhisheka para las seis deidades que serían instaladas. Aproximadamente una hora antes que Shrinivas Acharya fueran a realizar el abhisheka, las seis deidades ingresaron al templo. En ese momento tanto los devotos locales, como aquellos que venían desde lejos, se aproximaron al lugar. Los oradores hablaron, los cantantes cantaron dulces melodías y los expertos bailarines realizaron maravillosas danzas. Los diferentes devotos llenaron las cuatro direcciones con el extático sonido del santo nombre de Krsna, y las glorias del señor. De esta manera, las cuatro direcciones fueron llenadas de éxtasis.

De acuerdo a las reglas y regulaciones apropiadas de lo shastras, Shrinivas Acharya realizó la ceremonia de abhisheka, después que las deidades fueron vestidas con las más finas telas, y decoradas con hermosos ornamentos, se ofrecieron a las deidades diferentes tipos de arroz dulce, maravillosas preparaciones de vegetales, bebidas y miles de productos variados. Fueron ofrecidos todo tipo de maravillosas preparaciones de bhoga en diferentes envases a las seis deidades, Sri Gauranga, Sri Vallabhikanta, Sri Krsna, Sri Vrajendramohan, Sri Radha Ramana, y Sri Radha Kanta. A medida que el bhoga era ofrecido, el kirtana se llevó a cabo, y después que las deidades se sintieron satisfechas al tomar todas las preparaciones,  se les ofreció un enjuague bucal dulce de Tambula, y luego las deidades fueron decoradas con chandan fragante y guirnaldas. Después hubo un gran arotik, durante el cual, todos los devotos en gran extasis hicieron sankirtan. Después de realizar el kirtan y danzar en gran gozo, todos los devotos, olvidando sus cuerpos materiales cayeron al piso y postrados ofrecieron dandavats.

Dio Guirnaldas y Chandan a todos los Devotos Presentes

Más tarde, Shrinivas Acharya ofreció prasadam chandan y guirnaldas a Jahnava Mata. Posteriormente, dio guirnaldas y chandan a todos los devotos presentes. Shrinivas, Sri Narottam y Sri Shyamananda Prabhu distribuyeron el sándalo y las guirnaldas a los devotos y al terminar, siguiendo la instrucción de Jahnava Mata, Sri Nrishinga Chaitanya das decoró a Shrinvas, Shyamananda y a Narottama con guirnaldas de flores y pasta de sándalo. Poco a poco, los devotos tomaron asiento en el salón de kirtan. Jahanava Mata estaba sentada en una silla frente al salón. En ese momento según la orden de Jahnava Mata y Achutananda, Sri Narottam Thakura Mahashaya comenzó a realizar el kirtan. Sri Gauranga Das, Sri Gokula Das, y Sri Vallabha Das respondieron mientras Devidas tocaba la mrdanga.

Gauranga Das junto a los otros, eran los más expertos en todas las diferentes clases de cantos y kirtan entre la asamblea reunida en aquella ciudad, quienes entendían perfectamente las diferentes modulaciones clásicas de voz. El dulce y hermoso kirtana de Narottama Thakura con su dulce tono y único estilo de voz llenó las cuatro direcciones y el cielo, hacía que todos los hombres y mujeres lloraran lágrimas de prema, mientras todos se divertían en las olas del océano de éxtasis de Vaikuntha. En ese momento, Sri Gauranga Mahaprabhu, junto a sus asociados personales aparecieron allí y se unieron al sankirtan. “Quién podría describir la inmensa felicidad experimentada por los devotos cuando, en medio del kirtan, apareció el generoso Sri Caitanya Mahaprabhu. Como un relámpago en medio en una masa de hermosas nubes, Sri Caitanya apareció entre la multitud de devotos a través de la manifestación divina.” (B.R. 10: 572).

 Se Unieron al Intenso Éxtasis Devocional de ese Gran Kirtan de Canto y Danza

Mahaprabhu apareció en medio de ellos junto a Sri Narahari, Sri Mukunda, Sri Gaouridas Pandita, Sri Advaita Acharya, Nityananda, Madhava Ghosh, Vasughosh, Govinda Ghosh, Acharya Purandara, Sri Mahesh Sri Shankara, Shridhara, Sri Jagadish Pandita, Sri Yadunandana, Sri Kashishwara, y muchos otros de los asociados eternos del Señor. Danzaron en compañía de un gran grupo y en el medio, Sri Achyutananda, Sri Raghunandana, Sri Pati, y Sri Nidhi así como muchos otros se unieron al intenso éxtasis devocional de ese gran kirtan de canto y danza. “¡Cuán abrumados en éxtasis estaban Advaita y Nityananda! ¡Cuán maravilloso era el círculo de devotos hecho alrededor de  Sri Caitanya, quien danzaba en medio! Shrinivasa Acharya y Narottama Thakura comprendieron completamente estos pasatiempos como la maravillosa manifestación de de la misericordia sin causa de Sri Caitanya Mahaprabhu. Este era un acto de gracia mostrado a Shrinivas Acharya y Narottam Thakura. Con esto, su satisfacción se completó. (B.R. 10: 607)

Cuando Mahaprabhu, el más afectuoso con todos los devotos, apareció junto a sus eternos asociados Shrinivasa Acharya y Narottama Thakura todos se sintieron completamente alegres y satisfechos. Después del Sankirtan, Sri Jahnava Mata ofreció un poco de polvo rojo que es usualmente lanzado por los Hindúes en el festival de Holi. Después de esto, según Su orden, los devotos comenzaron a jugar con el polvo colorante, lanzándolo unos a otros con gran alegría. El cuerpo de todos se cubría con el polvo rojo conforme los devotos lo lanzaban unos a otros. De esta manera, después de divertirse con el polvo de color rojo, se acercó la noche y con ella el momento de celebrar la aparición de Sri Gauranga con una ceremonia de abhisheka. Junto a llegada del ocaso, la ceremonia de baño comenzó, llevada a cabo por Shrinivas Acharya, mientra los devotos cantaban la canción de abhisheka para la ceremonia y celebración del día de la aparición de Mahaprabhu.

La canción decía así: 

phalguna purnima mangalera sima

prakata gokula indu

nadiya nagare prati ghare ghare

uthale anande sindhu

kiba kautuka paraspare

sacidevi bhale putra laiya kole

vilase sutika ghare

balake dehite dhaya caribhite

keha na dharaye dhrti

prahanandha kare ke cine kahare

asamkhya lokera gati

balaka madhuri dechi ankhi bhari

pasare apana deha

narahari kaya sacira tanaya

prakase ki navaneha

“En un momento tan auspicioso durante la noche de luna llena en el mes de Phalguna, Krsna, el Señor de Gokula hizo su aparición en la ciudad de Nadiya como el océano de éxtasis rosáceo, inundando cada casa. En ese momento, todos se divirtieron mucho. Sacidevi estaba saludable y feliz mientras el niño jugaba en sus regazos en la casa de Jagannatha Suta. Todos querían ver al niño en la mañana, al mediodía, en la tarde y en la noche, para tocarlo y abrazarlo. Aceptando todo tipo de dificultades para tener la oportunidad de ver al nuevo niño, un ilimitado número de personas fueron a la casa de Jagannath Mishra a visitarlo. Todos rebalsaron sus ojos con la encantadora visión de ese dulce niño mientras olvidaban sus propios cuerpos. Narahari dice que la divina aparición del hijo de Saci, Sri Caitanya Mahaprabhu, incrementó de esta forma el afecto de todos y derritió sus corazones.”

Todos estaban completamente absortos en el éxtasis del kirtan día y noche; nadie podía pensar en nada más. Finalmente llegó el momento del mangal aroti, y el aroti comenzó. Cuando las danzas y canciones del Mangal aroti concluyeron, los vaishnavas ofrecieron reverencias unos a otros y regresaron a sus kutirs a tomar los baños matutinos. De esta forma, Sri Jahnava Mata rápidamente tomó su baño y con el fin de cocinar para las deidades, entró a la cocina. Al ser experta en las ciencias culinarias, Sri Jahnava Mata, en poco tiempo preparó varios tipos de subjis y otras preparaciones con vegetales, dulces, tortas y bebidas. Shrinivas Acharya realizó el abhisheka así como el puja y ofreció el bhoga a las deidades.

Sri Jahnava Mata distribuyó el prasadam

Después de haber ofrecido el bhoga y concluido el bhoga arotik, todas las grandes almas allí presentes se sentaron a tomar mahaprasada. Sri Jahnava Mata distribuyó el prasadam con sus propias manos a los devotos allí reunidos. Un gran sonido de “¡Hari Hari!” llenaba de vez en cuando el aire mientras los grandes devotos allí reunidos honraban el prasada. Después que todos los mahants terminaron de tomar prasada, Sri Jahanava Mata pidió a Sri Narottama, a Shrinivasa y a Shyamananda Prabhu que tomaran prasada. Cuando todos habían terminado, Sri Jahnava Mata tomó prasada.

Fuera del salón de kirtan, el Rey Santosh Datta distribuyó varios tipos de mahaprasada para la plena satisfacción de las miles de personas que habían llegado al festival. Cuando todos los amigos y familiares de los brahmanas que se encontraban presentes, así como todos los invitados inesperados finalmente terminaron de tomar prasada, el Rey tomó prasadam en la casa junto a su séquito personal.

Al segundo día

Al segundo día, Raja Santosha Datta pidió especialmente a todos los devotos cocinar en sus kutirs diferentes tipos de prasada para ser ofrecido a las deidades en una gran fiesta.

Al tercer día los devotos comenzaron a hacer los preparativos para partir. Raja Santosha Datta con lágrimas en sus ojos dio a los devotos monedas de oro, ropa, diferentes tipos de tinajas y les ofreció sus respetos. Los devotos otorgaron muchas bendiciones sobre el rey y lo abrazaron con gran afecto antes de despedirse y comenzar su viaje a casa. Sri Jahnava Mata, acompañada por su propio séquito comenzó su viaje a Vrindavana. Shrinivas Acharya y Shyamananda Prabhu permanecieron en Kheturi Grama por unos días más, y luego ambos partieron a sus hogares despidiéndose así de Kheturi Gram.

Después del gran festival en Kheturi, la fama de Srila Narottama Thakur se expandió por las cuatro direcciones. Ram Krishna Acharya y Ganganarayana Cakravarti así como muchos otros devotos eruditos a lo largo de la zona tomaron refugio en los pies de loto de Srila Narottama Thakura.

Un día, Narottama Thakura repentinamente

En la ciudad de Gopal Pur vivía un brahmana llamado Sri Vipradas. Un día, Narottama Thakura repentinamente llegó a su casa. Vipradas se sintió extremadamente feliz  y le ofreció una respetuosa bienvenida, ofreciéndole un asiento y la hospitalidad de un humilde brahmana, de acuerdo a la tradición védica. En el lugar donde Vipradas almacenaba su arroz vivía una espantosa serpiente, por miedo a la serpiente no se atrevía a ir dentro de la despensa. Vipradas le contó a Narottama Das sobre su temor. Al escuchar esto, Narottama Thakura sonrió un poco y dijo, “No tiene importancia.” Y cuando el Thakura abrió la puerta de la despensa, la serpiente había desaparecido.”

“Cuando Narottama salió de la despensa, se pudo ver que tenía a las deidades de Vishnupriya y Sri Gaurasundara en sus regazos.” (B.R. 10: 202) Todos vieron el gran milagro. Narottama Thakura salió sosteniendo las deidades de Sri Gauranga y Vishnupriya en sus regazos. Tomando estas deidades de Sri Gauranga Nityananda junto a él, Shri Narottam Thakura fue a Kheturi Grama, donde las instaló para ser adoradas. Actualmente esta deidad se encuentra en un lugar llamado Gambilat.

Una vez, cuando Narottama Thakura pasó por la escuela, un letrado smarta brahman lo insultó frente a sus estudiantes. Blasfemando contra él una y otra vez, llamándole Shudra. Después de esta ofensa, todos los miembros del brahmana comenzaron a llenarse de lepra. Consumido por su  incurable enfermedad y sin esperanza alguna de recuperarse, el brahmana se lanzó al Ganges para morir. Esa noche, Durga Devi fue donde el brahmana en un sueño y le dijo, “Estás loco, has considerado como un shudra a un gran  mahabhagavata, un devoto puro. Incluso si mueres y tomas millones de nacimientos no podrás ser liberado. Pero si simplemente vas donde él y pides perdón a sus pies de loto, todo estará bien.”

El brahmana fue con un pedazo de tela atado al cuello para indicar gran humildad

Al día siguiente, en la tarde, el brahmana fue con un pedazo de tela atado al cuello para indicar gran humildad, y en completa sumisión, cayó llorando ante los pies de loto de Narottama Thakur implorando por su perdón. Gradualmente, como resultado de la asociación con Narottama, se fue curando de la lepra. Narottama Thakura le aconsejó ocuparse en Krsna bhajan. Poco a poco el brahmana se fue convirtiendo en un gran devoto de Narottama Thakura.

Un día, Narottama Thakura y Sri Ramachandra Kaviraja fueron al río Padmavati a tomar un baño y en ese momento vieron a dos jóvenes brahmanas pastoreando varias cabras y ovejas. Narottama Thakura les preguntó a los dos brahmanas si estaban haciendo de sus jóvenes vidas exitosas realizando hari bhajan. Los dos jóvenes brahmana escucharon muy atentamente. Al ver la divina forma de Narottama Thakura y Ramachandra Kaviraj y escuchar Sus dulces palabras, se acercaron al lugar donde ellos se encontraba, en las orillas del río y con una modalidad muy humilde ofrecieron sus respetuosas oraciones y reverencias. Narottama Thakura les preguntó quienes eran y seguidamente ellos se presentaron diciendo, “Venimos de la aldea de Goyasa Gram, somos los hijos de un Zamindar llamado Sivananda Acharya. Nuestros nombres son Harinam y Ramkrishna. En este momento en nuestra casa se está llevando a cabo Durga Puja, y por la orden de nuestro padre estamos llevando todas estas ovejas y cabras a ser sacrificadas. Por favor danos algún consejo sobre lo que debemos hacer.”

Al ver la humilde posición

Al ver la humilde posición de los dos hijos del brahmana, Sri Thakura Mahashaya sonrió dulcemente y comenzó a hablar como antes sobre las verdades del Bhagavata, explicando los que dicen los Vedas sobre como el karma-kanda es siempre realizado en las modalidades de la pasión y la ignorancia, y como aquellos cuyas mentes están contaminadas por las modalidades inferiores son candidatos para el infierno. Los Vedas explican que los practicantes del karma reciben alguna piedad y como resultado van a los planetas celestiales por un corto tiempo, pero después de haber ido al cielo por un breve lapso, caen en los mundos infernales a sufrir. Aquel que, interesado en el disfrute material, es cautivado por las dulces palabras de los Vedas que prometen disfrute material tiene su inteligencia cubierta. Aquel que pasa su vida en actividades materiales, se convierte en un asesino de animales, o en asesino del alma y después de la muerte cae en el infierno. Todas las almas son energía de Krsna. Aquel que ve el paramatma en todo lugar, quien está libre de violencia hacia los demás, quien no tiene ego falso, y quien siempre adora al supremo Señor se libera de los repetidos nacimientos y muertes y alcanza la posición liberada del divino servicio a los pies de loto del Señor.”

Al escuchar estas palabras de la boca de Srila Narottama Thakura, los dos jóvenes brahmanas cayeron ante sus sagrados pies diciendo, “Por favor bendice a estos dos caídos brahmanas con el polvo de tus pies de loto.” Luego el Thakur tocó con sus manos sus cabezas, diciendo, “Pueden alcanzar Krsna-bhakti.”

Después de Tomar Prasada

Ante esto, los jóvenes brahmanas liberaron a las cabras y ovejas, se bañaron en el río Padma y fueron con Sri Ramachandra Kaviraja y Narottama Thakura al templo de Shriman Mahaprabhu. Ese día, después de tomar prasada ellos volvieron a escuchar de Sri Narottama Thakura y Ramachandra Kaviraja sobre los diferentes aspectos de la verdad absoluta. Al día siguiente, después de afeitarse sus cabezas, los dos jóvenes brahmanas tomaron iniciación en el mantra de Radha-Krsna. Harinam aceptó el mantra de Ramachandra Kaviraja y Ram-Krishna de Narottama Thakura.

Después de algún tiempo, Shivananda Acharya comenzó a buscar a sus hijos. Al saber que se encontraban en Kheturi Gram donde vivían como discípulos en el ashrama de Narottam Thakura, Shivananda Acharya no pudo contener su ira.

Unos días más tarde

Unos días más tarde, los dos hermanos regresaron a su casa. Sus frentes estaban marcadas con la tilaka de un Vaishnava, sus gargantas decoradas con tulasi mala, las doce partes de su cuerpo marcadas con Vishnu tilak, sus cabezas rasuradas, llevando la shikha de un devoto de Krsna. Al ver todo esto, Shivananda enfurecido con la ardiente ira de un fuego incontrolable, les dijo: “¡Oh insensatos! ¿Dónde dice en el shastra que la posición de un Vaishnavas es mayor que la posición de un brahmana o que convertirse en un Vaishnava es mejor que ser un brahmana? Han abandonado a Durga por un largo tiempo, pero sus vidas son inútiles sin Durga. Por otra parte, si los Vaishnavas hacen de los brahmanas discípulos, esto conducirá a la sociedad al caos; los brahmanas perderán su posición, y si los panditas son derrotados, la religión será destruida y todo se perderá.”

Al escuchar estas palabras de su padre, los dos jóvenes brahmanas hablaron como sigue: “Por otro lado, esa “religión” o “trabajo justo” que causa violencia hacia los demás y sólo termina en miseria, no debe ser llamado propiamente religión o actividad digna. Más bien debe ser llamada irreligión y actividad inadecuada. ¡Oh padre! Renunciando a la adoración de Shalagrama narayana, ¿por qué has establecido la adoración de Durga-devi y otros semi-dioses? Reflexionando cuidadosamente en las conclusiones que rodean la realización de Sri Narayana bhajana debes comprender la adoración de Shiva y Durga como una inútil pérdida de tiempo.

Con el Propósito de tener un Debate

Shivananda Acharya y los smarta panditas que se encontraban allí fueron derrotados por las conclusiones dadas por los jóvenes brahmana. Shivananda comenzó a considerar profundamente: “Si un gran pandita estuviera aquí, podría derrotar todo esto y menospreciar la posición del Vaishnava dharma con el contra-argumento y el juego de palabras. Shivananda Acharaya llevó a un gran Mahapandita de Mithila llamado Murari. En ese momento, con el propósito de tener un debate, llamó a sus hijos y les dijo que quería que explicaran ante el público de la asamblea sus conclusiones de que un Vaishnava es mejor que un brahmana.

Sri Harinam y Sri Rama Krsna recordando los pies de loto de su guru maharaja explicaron el siddhanta o conclusiones del Bhagavatam cortando completamente en pedazos los argumentos de los smartas a tal punto que cuando fue el turno de hablar del gran smarta Mahapandita Murari, fue incapaz de presentar ningún argumento en respuesta. Cuando todo hubo terminado, el Mahapandita huyó de la asamblea cabizbajo con gran vergüenza y aceptó la ocupación de un mendigo.

Durga Devi apareció ante él en un sueño

Esa noche, mientras yacía derrotado, Shivananda Acharya comenzó a meditar en Durga Devi y poco a poco se fue quedando dormido. Durga Devi apareció ante él en un sueño y le dijo: “¡Oh Shivananda! Sri Hari es el maestro de todos. Él es el camino, la verdad y la luz. Aquellos a quienes el cubre con la ignorancia acuden a mi adoración. Por lo tanto, les aseguro la destrucción a aquellos que me adoran. Aquellos que no están en meditación de Krsna son demonios. Por otro lado, aquellos que son queridos devotos de Krsna son realmente queridos para mí. Por tu propio bien, si quieres liberarte de los delitos cometidos y lograr buenos augurios, debes ir donde Narottama Thakura e implorar perdón a sus pies de loto. De lo contrario, te destruiré, ¡has ofendido a los Vaishnavas!” Después de reprender con estas palabras a Shivananda Acharaya, Durga Devi desapareció.

Ganganarayana Chakravarti era un famoso y alto erudito brahmana que vivía en Gambhila Gram. Él escuchó de los labios de Narottama Thakura el siddhanta de los Goswamis con gran atención y tomó refugio en los pies de loto de Narottama donde luego estudió a profundidad las escrituras de los Goswamis.

Practica Krsna bhajan y lograrás la mejor fortuna

Había otro brahmana llamado Jagannatha Acharya quien era un adorador de Durga. Un día, en un sueño Durga apareció ante él y dijo, “Oh tú, simple brahmana. Ve donde Narottama Thakur y toma refugio en sus pies de loto. Practica Krsna bhajan y lograrás la mejor fortuna. Krsna es mi maestro y mi guru. Ni una briza de hierba se mueve sin Su voluntad.”

Jagannatha Acharya, después de su baño por la tarde, fue a Kheturi Gram y ofreció sus dandavats a los pies de loto de Narottama Thakura, explicando todo lo que Durga le había dicho en el sueño. Al escuchar esto, el Thakura sonrió ligeramente y dijo, “Eres muy afortunado por haber recibido la misericordia de Krsna.” En un auspicioso día el Thakura le inició en el mantra de Radha-Krsna. Sri Jagannatha Acharya se convirtió en un muy querido y confidencial discípulo de Narottam Thakura.

Al ver las glorias de Srila Narottama Thakura, la sociedad de los smarta brahmanas criticó con envidia. Una gran parte de ellos se dirigió a Raja Nrishinga y le pidieron un reajuste. Ellos le dijeron: “¡Maharaja! Si no rescatas a los brahmanas, tu reputación será arruinada y tu muerte será asegurada. El hijo de Raja Krishnananda Datta Narottama Thakura, es un sudra y aun así se atreve a hacer de los brahmanas discípulos. Si esto continúa, seremos ahogados como los miembros de la dinastía Yadu.”

Debo Protegerlos

Raja Narasingha dijo, “Debo protegerlos, pero por favor díganme ¿Qué se debe hacer?” Los brahmanas dijeron,  “Todos debemos ir a Kheturi Gram junto a los grandes y famosos, entre ellos el mayor erudito en el mundo Mahadigvijay Pandita Sri Rupa Narayana y derrotar a Narottama. Con este gran pandita como nuestro líder, Narottama no será capaz de decir nada. Por favor asístenos en todo esto.”

El rey, Raja Nrishingha dijo, “Yo mismo les acompañaré a cada paso del camino. De esta manera, aquel grupo de brahmanas junto al gran pandita erudito Rupa Narayana comenzaron su viaje a Kheturi Gram. Mientras viajaban, alguien escuchó la noticia y fue a Kheturi Gram donde informó a Srila Ramachandra Kaviraja y a Narottama Thakura.

Cuando Sri Ramachandra Kaviraja y Shri Ganganarayana Cakravarti escucharon todo esto, se perturbaron mucho. Después de algunas indagaciones, ambos se enteraron que el grupo de smarta panditas, estaban a punto de llegar al Mercado de un pueblo llamado Kumara Pura, y que después de descansar un día, llegarían a Kheturi Gram al día siguiente. Ramchandara y Ganganarayana rápidamente fueron rápidamente a ese Mercado en Kumarpura e instalaron dos diferentes tiendas. Sri Ramchandra Kaviraja montó un puesto para la venta de vasijas de barro y Ganganarayana Chakravarti se instaló en un puesto vendiendo pan y nueces de betel.

Fueron Derrotados

De esta manera, junto con Raja Narashinga, los smarta panditas llegaron al Mercado de Kumarpura e instalaron su campamento cerca de las tiendas. Los discípulos de los panditas fueron a comprar algunas vasijas de barro a la cantarería para cocinar. El alfarero (quien era Ramchandra Kaviraja) comenzó a hablarles en Sánscrito puro. Los discípulos de los panditas comenzaron a hablar en Sánscrito también, pronto comenzaron a discutir en Sánscrito y fueron derrotados. De la misma forma, cuando los estudiantes fueron a comprar pan y nueces de betel a la tienda, el vendedor (Ganganarayana Chakravarti) les habló en Sánscrito puro, donde también comenzaron a discutir. Gradualmente, sus maestros fueron llegando al lugar donde se estaba dando la discusión y fueron incapaces de responder a los argumentos del panadero y el alfarero. Finalmente el rey, Raja Narasingha, llegó a la escena junto al gran pandita Rupa Narayana. En ese momento, un gran alboroto de argumentaciones llenó las cuatro direcciones. En presencia del rey, el alfarero y el panadero derrotaron a todos los smarta brahmanas, incluyendo a Rupa Narayana. Raja Nrishinga hizo algunas averiguaciones y se enteró que el panadero y el alfarero eran discípulos de Narottama Das. Entonces dijo a los panditas, ¿cómo podrán derrotar a Narottam si ni siquiera son capaces de derrotar a un simple y ordinario discípulo de Narottama en materia del siddhanta?”

Los Smarta Panditas Permanecieron en Silencio

Los smarta panditas permanecieron en silencio. Al darse cuenta de su derrota, hicieron los preparativos para regresar a sus aldeas.

Esa noche, el Rey Raja Narasingha y Sri Rupa Narayana vieron a Durgadevi en un sueño, quien les dijo, “Si ustedes no aceptan el refugio de los pies de loto de Narottam, los cortaré en pedazos con mi espada afilada.” A la mañana siguiente Raja Narasimgha y Rupa Narayana llegaron al lugar de Narottama Thakura quien les recibió con mucho respeto, afecto y cordialidad, mientras les ofrecía un asiento. Dijo, “Soy muy afortunado por tener la compañía de personalidades tan cultas y nobles como sus señorías.”

Raja Narashinga y Rupa Narayana, se sintieron abrumados por la conducta  Vaishnava cortés y gentil de Narottama. Ambos cayeron postrados a sus pies de loto implorando perdón por sus ofensas. Finalmente, después de escuchar la declaración que Durga Devi les había dado, Narottama sonrió muy dulcemente y en pocos días les inició en el mantra de Radha Krsna.

La desaparición de Sri Narottam Das Thakura

Srila Narottama Thakura se mantenía constantemente absorto en el canto de las glorias de Sri Gauranga y Nityananda. Día tras día muchos ateos, agnósticos, ofensores, adoradores de Shiva, seguidores de Durga, lógicos áridos, especuladores mentales y karmis eran purificados por el contacto con sus santos pies de loto. Tomando las bendiciones de Narottama, Sri Ramachandra Kaviraja fue a Sri Vrindavana Dhama. Después de estar unos pocos meses allí, entró en el lila eterno de Sri Radha y Govinda. Esta extremadamente terrible e insoportable noticia llegó a Shrinivas Acharya, quien incapaz de soportar la separación de su querido discípulo, también abandonó este mundo y entró en los eternos pasatiempos de Radha y Govinda. Al escuchar las terribles noticias, Srila Narottama se hundió en el océano de la separación en el cual se comenzó a ahogar.

En la gran e insoportable agonía de la separación

En la gran e insoportable agonía de la separación, él escribió la canción, “ye anilo premadhana.” Apenas capaz de mantenerse a flote en el océano de la separación, Srila Narottam Thakura fue cerca de las orillas del Ganges en el pueblo llamado Gambhilaya e ingresó al templo de Mahaprabhu. Narottam ordenó a los devotos realizar un kirtan, por lo tato, los devotos comenzaron a realizar Sankirtan. Después del Sankirtan, Narottam Thakura fue a la orilla del río y con lágrimas en sus ojos tomó el darshan del Ganges, ofreciendo sus reverencias una y otra vez. En ese instante, entró a las aguas del Ganges. Después de entrar a una corta distancia en el agua le pidió a todos los devotos llenar las cuatro direcciones con el fuerte canto del santo nombre en Sankirtan. En ese momento, Sri Ramakrishna Acharya y Sri Ganganarayana Cakravarti comenzaron dos kirtans en dos diferentes lugares. En medio de todo esto, el Thakura le dijo a dos de ellos, “Derramen el agua del Ganges sobre mi cuerpo.” Diciendo esto, todos se sumergieron en las olas del Sankirtan. A medida que el kirtan continuaba ellos estuvieron listos para derramar el agua del Ganges sobre el cuerpo de Sri Narottama Thakura, justo en ese momento, Srila Narottama Das Thakura, quien estaba absorto en el canto del santo nombre en Sankirtana, se fusionó en las aguas del Ganges y desapareció de la vista del mundo. El día de su desaparición se celebra en el día de  Krsna Panchami en el mes de Karttika.

En Su Prema Bhakti Chandrika, Narottama Thakura escribió:

Canción Uno

jaya sanatana rupa prema bhakti rasa kupa

jugala ujjwala rasa tanu

janhara prasade loka pararila saba soka

prakatala kalpa taru jana

prema bhakti riti jata nija granthe su-byakata

kariyachen dui mahashay

jahara srabana haite parananda haya cite

jugala madhura rasaraya

jugala kishora prem, jini laksa bana hema

hena dhana prakashila janra

jaya rupa sanatana deha more sei dhana

se ratana mora gela hara

bhagavata sastra marma nava bidha bhakti dharma

sadai kariba su sebana

anya devashraya nai tomare kahinu bhai

ei bhakta parama bhajan

sadhu shastra guru vakya cittete kariya aikya

satata bhasiba prema majhe

karmi jnani bhakti hina ihare karibe bhina

narottame ei tattwa gaje

Canción dos

ana katha ana byatha nahi jena jai tatha

tomara carana smriti majhe

abirata abikala tuwa guna kala-kala

gai jena satera samaje

anya brata anya dana nahi karon bastu jnana

anya seba anya deba puja

ha ha krishna bali bali bedera ananda kari

mane ara nahe jena duja

Jibane marane gati radha krishna prana pati

donhara piriti rasa sukhe

jugala bhajaye janra premanande bhase tanra

ei katha rahu mora buke

jugala carana seba ei dana more diba

jugalete manera piriti

jugala kishora rupa kama rati guna bhupa

mane bahu o lila piriti

dasanete trina kari ha ha kishor-kishori

caranabje nibedana kari

braja-raja-suta syama brishabhanu suta nama

shri radhika nama manohari

kanaka-ketaki rai shyama marakata tay

kandarpa darapa karu cura

nata bara shiromani natinira shikarini

dunhun gune dunhun mana jhura

abharana manimaya prati ange abhinaya

tachu paye narottama kahe

diba nisi guna gaya parama ananda paya

mane ei abhilasa hay

“Todas la glorias a Sri Sanantan y Rupa Goswami quienes son fuentes inagotables de prema-bhakti-rasa, ellos personifican ujjvala-rasa. Son árboles de los deseos cuya misericordia libera a todos del dolor y la tristeza. Los libros de estas dos grandes almas explican claramente el prema-bhakti. Al escucharlo de ellos, traerá gran gozo ya que ellos son el ashraya-vigrahas de madhura-rasa. Oh Rupa y Sanatana, ustedes están dotados con la gran riqueza de amor divino—radha-krishna-prema—la cual en sus manos es como miles  de flechas doradas de cupido. Oh Rupa y Sanatana, otorguen un poco de ese tesoro sobre mi, atravesando mi corazón con esas preciadas flechas. La esencia del Shrimad Bhagavatam es el camino de bhakti. Siempre debo seguir este camino, sin tomar refugio en algún otro dios. ¡Oh hermanos! Krsna-bhakti es la suprema forma de bhajan. Haciendo las palabras del guru, shastra y los sadhus la única meditación de mi mente debo sumergirme y emerger en el océano de Krsna-prema. Los karmis y jnanis no tienen bhakti, Bhakti es diferente, este no tiene rastro alguno del karma, explotación, o jñana, calculación. Así canta Narottama sobre la verdad.”

No tengo ningún otro tema de discusión que tus pies de loto

“No tengo ningún otro tema de discusión que tus pies de loto. Procuro que mi mente no tenga otro pensamiento que el de tus pies de loto, Oh Señor. No puedo hablar de nada más que sobre tus santas cualidades en la compañía de otros devotos. No tengo ningún otro voto que tu servicio. No tengo ningún otro objeto de caridad. No estoy interesado en ningún otro tipo de conocimiento que el saber cómo complacerte. No tengo más deber que este. No adoro otros dioses ante ti. Cantando, “¡Oh Krsna! ¡Oh Krsna!” deambulo en éxtasis, pensando nada más en Ti Radha-Krsna son mi objetivo en la vida y en la muerte, son los señores de mi respiración. Realizando mi bhajan sólo para ellos, asciendo y desciendo en el océano de prema, amor divino. Imploro para que pueda siempre mantener esta concepción dentro de mi corazón como mi más alto ideal: poder servir los pies de loto de Sri Sri Radha y Govinda. Que mi mente esté llena con dedicación a sus divinas formas cuya belleza sobrepasa la de Cupido y Rati. Con paja entre mis dientes caigo ante sus pies y presento mi humilde petición: “¡Oh Kishora-Kishori! ¡Oh hijo del Rey Nanda, Shyamasundara! Oh hija del Rey Vrishabhanu, Sri Radhika, quien encantas incluso a Hari, cuya complexión corporal es del color de los lotos dorados. Oh Krsna, cuyo cuerpo es del color de una joya azul, cuya belleza burla a la de Cupido. Oh mejor de los bailarines, oh mejor de las bailarinas, Sri Krsna y Sri Radha: Por favor dancen dentro de mi mente. Oh señores, cuya belleza incrementa el encanto de sus deslumbrantes ornamentos, mi único deseo es que noche y día, en gran éxtasis, pueda continuar cantando sus glorias.”

Leave a Comment